Productos de caucho Vadel
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Acciones para desarrollar industrias del plástico y caucho seguras

En cualquier fábrica o empresa de producción industrial hay presencia de microorganismos que habitan las diferentes superficies de las instalaciones y que pueden ser nocivos para la salud. El peligro aumenta cuando no se aplican los adecuados protocolos de aseo y desinfección que, además, deberían usar productos avalados y certificados. La producción de plásticos y cauchos no es la excepción, y a esto se le suman riesgos como las emanaciones de gases contaminantes y la manipulación de químicos que el personal debe realizar, de allí la  importancia de la correcta protección con implementos adecuados. 

Un informe del Ministerio de Agricultura señala que la actividad cauchera en Colombia se concentra en 17 departamentos agrupados en 6.600 productores, de los cuales el 70% corresponden a pequeños y el 30% se divide en medianos y grandes, de igual manera, aporta cerca de 17.250 empleos directos y 51.750 indirectos, lo que demuestra la gran cantidad de personas  involucradas en el proceso de elaboración y comercialización. 

Por su parte, las cifras del sector de plástico revelan que en el país genera 1,2 millones de toneladas por año, con ventas aproximadas de $17 billones, entre materia prima y productos terminados, donde también se presenta una amplia generación de empleos directos e indirectos. 

En ese orden de ideas, hay una necesidad de proteger a todo ese gran número de personas que son el talento humano de las empresas. Para lograr que sean industrias bioseguras, desde Vadel® recomendamos actualizarse para dar cumplimiento a todos los protocolos existentes como el uso de Equipos de Protección Personal (EPP) y los elementos que garantizan una producción segura. 

Los microorganismos pueden pasar desapercibidos, pero tienen la capacidad de ser agresivos cuando atacan la salud humana, generando enfermedades, pudiendo  presentarse un contagio masivo en una organización que se traducirá en disminución de la producción por el ausentismo laboral, sin mencionar que lo más importante es siempre velar por el bienestar. 

Gran parte de la misión de Vadel® es soportar a las fábricas con apoyo y asesoría en el suministro de los EPP, además de ofrecer equipos de desinfección como el Halo Disinfection System® (HDS); una tecnología capaz de realizar una limpieza de alto nivel en ambientes y superficies, generando como resultado que los procesos dentro de las fábricas sean más limpios y disminuyendo la posibilidad de que se presenten contaminaciones biológicas.

Todo esto sumado a que en la fabricación de cauchos se aconseja un especial cuidado con la exposición a contaminantes químicos y siempre se debe priorizar la higiene industrial: una técnica que previene las enfermedades o trastornos de salud por la presencia de contaminantes químicos (polvos, humos o vapores, entre otros), además de peligros por la el ruido, las vibraciones y las radiaciones. Sumado a ello, hay que hablar de los riesgos biológicos. 

A través de esta técnica se pueden identificar los agentes presentes en el medio ambiente de trabajo, y su concentración para -posteriormente- determinar si es tolerable por el ser humanos y de ser el caso contrario, adoptar las medidas necesarias para evitar la aparición, propagación y exposición a estos contaminantes.

En esa línea, Vadel® pone a su disposición herramientas de protección como respiradores motorizados purificadores de aire (PAPR) Bullard , que, gracias a usar un sistema completo para protección respiratoria de partículas y gases nocivos para la salud, son totalmente ideales para los colaboradores de los sectores del plástico y el caucho.  De igual manera, está a disposición la ropa especializada contra agentes químicos e ignífugas, soluciones que brindan el correcto cuidado de quienes se exponen a este tipo de sustancias.

No hay que olvidar que los productos derivados del plástico y del caucho tienen un porcentaje de exportación por lo que los encargados deben asegurarse de cumplir con toda la reglamentación de transporte, ya sea por agua tierra o aire, utilizando empaques y embalajes certificados que cumplan con todas las regulaciones, donde Vadel® maneja un portafolio de soluciones certificadas por UN para el transporte.

Para cerrar, siempre es oportuno recordar que de una correcta protección tanto de los procesos como de los empleados e infraestructuras dependerá para su industria el alcance de logros en el mercado actual.